martes, 22 de diciembre de 2015

Hay un poeta que canta sus naufragios

Iba a decir que Unamuno está llorando otra vez,
pero lo he cambiado por un Whitman que sabe reír.
Por mi sonrisa volviéndose horizontal y mi gemido diluyéndose en el mar.
A Fernando Pessoa le habría gustado fumarse sus hojas de hierba, componer un canto a sí mismo y perderse en la espesura de una barba blanca como en un bosque.
Tus manos están ahora esculpiéndome: he vuelto a nacer del barro.
No envidio a Afrodita porque brotara de la espuma, porque estoy saliendo de la tierra, justo ahora.
Como un pez por fin feliz fuera del agua.


Etiquetas: , , , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal